LA SALUD DE MIS VECINOS: La primera vez, por Julián Fernández de Quero

Publicado: 07/06/2013 de luceron2 en La Salud de mis vecinos
Etiquetas:,

Me llaman de un instituto de secundaria para impartir una charla sobre sexualidad. Son alumnos y alumnas de 4º de ESO, de 16 años, muy interesados en las primeras relaciones sexuales (las  estadísticas dicen que la mayoría de los/as jóvenes comienzan sus primeras relaciones coitales entre los 16 y los 18 años) Están llenos de preguntas y es una gozada que gente tan joven se dé cuenta de que nunca nos han explicado nada, que tenemos todo por aprender. Mientras los adultos seguimos con la murga de que es sexo es instinto, algo natural, que ya los animales lo hacen y que, como ellos, no necesitamos que nadie nos enseñe nada. Luego, así nos luce el pelo. Nuestra sexualidad necesita un aprendizaje y éste necesita, a su vez, de dos cosas: Información y rodaje. ¿Un rodaje antes de hacer el coito? Claro, un rodaje de otras formas de relacionarse eróticamente, con otras técnicas que también nos descubren el placer, a veces, más que el coito. Hace falta practicar una comunicación que permita expresar nuestros gustos y deseos sin vergüenzas,  conocer nuestras preferencias sexuales,  que seguro que cada persona tiene las suyas. No salimos ganando nada si pretendemos “quemar etapas”, se trata de un placer compartido  no de una carrera de obstáculos. Las expectativas ante la primera vez coital están cargadas de mitos:

¿Duele mucho?, ¿Cómo se rompe el himen?, ¿Es la experiencia más fantástica de la vida?, ¿Se puede perder el conocimiento?, ¿Es cómo salen en las películas?, ¿Cómo se hace?, ¿Y si te quedas embarazada? ¿Si se hace de pie, dicen que no hay peligro de embarazo? -Son preguntas que hace el alumnado.

Podemos decir que la primera vez puede ser algo bonito, si hay formación y aprendizaje previos, pero no tiene por que ser algo alucinante. Los nervios, la torpeza, el que parece que no entra sola, el miedo al dolor, a la rotura del himen, el miedo a que ella se ría por el tamaño de mi colgajo, ¡mira que si encima me corro pronto!.

Vayamos por partes: Antes que nada, es importante que la primera vez se haga en un sitio seguro, aunque no sea tan cómodo como una mullida cama, que es lo mejor. Pero no podemos estar pendientes de si nos ven, de si nos pillan… Esto acelera las cosas, acorta el juego y nos pone aún más nerviosos. Hay que estar tranquilos, sin prisas, y eso requiere de un lugar que asegura intimidad y despreocupación. Para estar tranquilos del todo, hay que asegurarse de que no habrá embarazo que todavía no deseamos. Dicho de otro modo, eso de que la primera vez no hay riesgo de embarazo es una majadería. Procurar llevar condones a mano y usarlos como es debido. Ya sabes, “si te lías, úsalo” .

Es mejor prevenir que lamentar. Respecto a la penetración, ya que no nos han explicado como son nuestros genitales, es mejor empezar por introducir un dedo en la vagina, palpar la textura de las paredes vaginales, sentir sus flujos, ver en qué estado está el himen , si es que no se ha roto ya de manera espontánea o por el uso de tampones. Ir abriéndolo poco a poco con el dedo, son forzar las cosas. Algunas veces, se sangra un poco, pero no pasa de unas gotas y el dolor, si se da, es semejante a un pinchazo en el dedo con un alfiler. No hay que asustarse, hay que olvidarse de querer hacerlo perfecto. La relación sexual es un juego, no un examen. No es cuestión de ir de expertos sino de hacer unas risas.  Ya se irá aprendiendo juntos. La penetración no puede ser algo temido, sino un juego deseado por ambos, sin prisas, después de otros juegos y antes de los que vendrán después. Olvidémonos de lo que vemos en las películas y descubramos juntos las rutas de nuestro placer.

Anuncios
comentarios
  1. papus21 dice:

    Por suerte las generaciones actuales tienen más acceso a información sobre la sexualidad. Los de mi generación, atrapados en una educación represiva a todos los niveles, pero sobre todo en temas sexuales, nos las vimos y deseamos para conseguir la información más elemental y burda y de una pésima calidad (las paupérrimas experiencias de compañeros y amigos). Es algo que marca una vida. Aún así mucho me temo que el conocimiento de la sexualidad en estas nuevas generaciones no es tan amplio y maduro como podría parecer. Los hijos siguen sin hablar con los padres, los padres siguen sintiendo vergüenza de tratar el tema con sus hijos. La información a través de Internet sería aceptable si se completara con la información del experto y de los padres. Desconozco el tipo de educación sexual que se da ahora en los institutos pero mucho me temo que no es la ideal y que una asignatura específica sobre sexualidad, a todos los niveles, e impartida por psicólogos y sexólogos, sería un paso de gigante en la educación de nuestros jóvenes. No sé qué pasa con la dichosa sexualidad que sigue siendo un tabú terrible e inexplicable. En unos tiempos en los que hasta un menor puede tener acceso a fotografías y películas porno en Internet, el que la sexualidad siga siendo una asignatura pendiente en nuestra sociedad dice mucho y mal del tipo de educación que se está impartiendo.
    Todo lo que sea aportar reflexiones maduras, naturales, sensibles y humanas a este tema tiene que ser muy bienvenido. Un artículo que aunque breve está dentro de ese tipo de educación sobre sexualidad que resulta imprescindible si no queremos que esta generación acabe teniendo los mismos problemas que tuvimos nosotros (¡y mira que fueron muchos y estúpidos!). Un saludo.

    • Julian dice:

      Muchas gracias, César, por tu comentario. Tienes razón, parece mentira que a estas alturas de la película, todavía tengamos que estar de francotiradores en este tema a causa de las carencias en educación sexual que este país arrastra desde siempre por culpa de la Iglesia Católica hegemónica y su moralidad erotofóbica y machista. Cuando llegará el día que en este país se pueda recibir una educación sexual y afectiva verdaderamente laica y científica, sin moralinas ni prejuicios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s