LA SALUD DE MIS VECINOS: El principio de Igualdad de Valor

Publicado: 18/04/2014 de luceron2 en La Salud de mis vecinos
Etiquetas:, ,

Julián Fernández de Quero

Estamos sentados en una terraza de la Plaza Mayor, disfrutando de un día de primavera que adelanta al verano, con el cielo despejado y azul y una temperatura muy agradable.  Chelo me ha invitado a tomar café con la intención nada oculta de que le siga contando acerca de los principios que regulan el buen hacer de una pareja amorosa. 

-Bueno, ya hemos hablado del Principio de Deslinde, del Principio de Flexibilidad de Roles y queda un tercer principio, según lo que comentaste al inicio  -Chelo demuestra su interés y lo buena alumna que es-  ¿hablamos de ello?

-Por supuesto – respondo con diligencia, mientras saboreo el café-  queda el Principio de Igualdad de Valor, que puede inducir a error, porque muchas personas, entre ellas, algunos reputados sociólogos que han escrito sobre el tema, tienden a pensar que la igualdad entre los miembros de una pareja ha de ser de clases social, de nivel económico, de nivel cultural, incluso, de pertenecer los dos a la misma raza, al mismo país o a la misma religión.

-¿Y no es así? -corta Chelo con curiosidad-  Siempre he pensado que si dos personas reúnen algunas o todas de esas características, tienen más garantías de llevarse mejor.

-Y entonces ¿cómo explicas las parejas interraciales , de distintas nacionalidades, de diferente religión o de diferente clases social? -le respondo con contundencia- La Igualdad de Valor no tiene nada que ver con lo que acabamos de decir. Es un Principio de carácter subjetivo y se define porque cada miembro de la pareja considera al/la otro/a como su igual, al margen de que una sea pobre y la otra rica, de que una sea catedrática y la otra barrendera, de que una sea blanca y la otra negra, etc.  Lo importante no son las diferencias reales que puedan existir entre las dos personas, incluyendo el hecho de cada persona ya es, de por sí,  distinta, sino el sentimiento y la conciencia de que son iguales en valor.

-O sea -Chelo está inmersa en una profunda reflexión-  que si yo tengo estudios primarios y mi pareja es catedrática de lo que sea, yo no debo considerar que vivo con una persona admirable a la que adorar y reverenciar.

-Más o menos -preciso- admirar a una persona por sus cualidades o valía es un sentimiento noble, pero sin que dicho sentimiento te lleve a considerar que tú no eres nadie a su lado. Cuando en una pareja no se cumple el Principio de Igualdad de Valor, la comunicación entre ellas se interrumpe y se bloquea, pues sólo se puede dar auténtica comunicación entre personas iguales. Si yo pienso que valgo más que mi pareja, no me comunico con ella ¿para qué voy a consultar algo con esta tontaina que no sabe dónde tiene su mano derecha? El amor es sustituido por una sentimiento de desvalorización que puede llegar al desprecio. Pero al revés es lo mismo: Si pienso que mi pareja vale mucho más que yo,  ¿qué le voy a comunicar a esta diosa que ya no sepa y, además, qué le voy a contar yo a ella, que no soy nada a su lado? El amor se va sustituyendo por un sentimiento de inferioridad que, a la larga, alimenta el rencor y la envidia.  ¿Me explico, Chelo?

-Estupendamente -Chelo está asombrada de lo que está descubriendo-  Resumiendo, que, para llevarnos bien y que la cosa prospere, mi pareja no es mejor ni peor que yo y viceversa, sino que somos dos colegas que nos valoramos por igual, que tenemos un proyecto de vida en común y que vamos a sacarlo adelante entre los dos, aportando cada uno sus cualidades y sus capacidades.

-Muy bien, ese es el Principio de Igualdad de Valor, que nos permite comunicarnos con sinceridad  desde las diferencias que cada una aporta a la pareja  y que  hará posible que podamos encontrarnos y negociar los conflictos que dichas diferencias acarrean. Pero esto lo dejamos ya para otro día, si te parece ¿no?

-Me parece bien -Chelo está entusiasmada- pero tenemos que seguir hablando de estas cosas.  ¡Estoy aprendiendo más que cuando iba a la escuela, vecino!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s