SEGUNDA RUTA CON MELQUIADES. Del Corral de Sabino a la Huerta del Bajo

Publicado: 03/02/2016 de korovaCriptana en De ruta con Melquiades
Etiquetas:, , , ,

3_1 Corral de Sabino

Mirad, desde aquí vemos unos corrales de ganado en la ladera, esos más grandes sería donde vivían o lo intentaban y los de más arriba, que son como más estrechos, sería un “corrío” para el ganado, este paraje se conoce como Corral de Sabino y creo que será por esos corrales.

Estas vistas son muy bonitas, por aquí se podría hacer una ruta de senderismo de esas que hay por muchos sitios. A mí me gusta más ésta que, por ejemplo, donde discurre el camino del Quijote de Criptana al Toboso, incluso se podría alargar un poco más de lo que haremos hoy.  Podría ser un aliciente para fomentar el turismo, se puede hacer andando o en bici es una idea que ahí la dejo.

Salimos para la Huerta del Bajo, tenemos un “ratejo” de andar, pasaremos por olivas y veremos algún atentado contra el paisaje.

3_2 Cercas de piedraAquí podemos apreciar lo que trabajarían para hacer las cercas. Cuando se repartían las parcelas sacaban las piedras y hacían las cercas que les servían para delimitar las lindes, es una pena, como decimos en el pueblo, que estas cercas desaparezcan, pues hoy, que tanto se habla de biodiversidad, en estas lindes de piedra anidan muchos animalillos como culebras, lagartos, ratoncillos o insectos que son beneficiosos para el campo. Y en cuanto a flora más de lo mismo; se crían plantas que van con el clima que tenemos. Creo que toda la parte ésta de nuestro término tendría que estar protegida contra las agresiones del paisaje y de la flora, es decir, dejarlo como está, ya que tampoco las tierras son muy buenas, sólo valen de lo que están puestas, es decir de olivas. A quien corresponda a ver si le llega el mensaje y hacen algo.

3_3 Pozo Huerta del BajoAquí estamos en la Huerta del Bajo. Tenemos aquí el pozo. Si fuera como ahora, que para hacer un pozo tienes que presentar unos treinta o cuarenta papeles, sabríamos cuándo lo hicieron; de todas formas, debe de ser muy antiguo, algunos creen que es de época romana y posiblemente por su construcción lo sea.

Todos los pozos que hay por la sierra están hechos en las pequeñas hoyas o cañadas. Hace poco leí que una geóloga francesa decía que entre las sierras por donde discurrían los arroyos o ríos, lo más probable es que debajo las corrientes subterráneas fueran más grandes. Es casi para reírse porque ya los antiguos lo sabían por eso era el hacer los pozos por donde corría el agua.

Como las corrientes que hay por aquí son pequeñas, los pozos son muy grandes y casi todos cuadrados. Los hacían para que sirviera de depósito. Éste en concreto no, pero el que hay dentro, que ahora os diré donde está, lo he limpiado alguna vez y el chorro que le llega, que puede pasar por dos o tres sitios, es poco más que una lágrima, es por eso que sean grandes porque como saques un poco deprisa, aunque sea con cubos, lo apuras.  Las paredes están hechas con una muralla de piedra. Si la tierra era blanda ponían las piedras de arriba abajo, es decir, conforme iban haciendo el vaciado iban haciendo la muralla para que no se les rehundiera.

El agua es el bien más importante de la humanidad, tendríamos que cuidarla mucho más, cosa que no hacemos, el primero yo, para no ir más lejos, como agricultor que soy; pero eso es para un debate mucho más profundo.

Subimos para arriba como decimos en el pueblo, porque yo no sé cómo se sube para abajo. Y pasamos a la Huerta del Bajo.

3_4 Casa Huerta del Bajo

La Huerta del Bajo es todo el perímetro de lo que es la finca. Está delimitada por una cerca que ya en muchos sitios no existe. Toda la hondonada estaba llena de olmos, con una arboleda preciosa. Esos olmos han ido muriendo por la grafiosis. Algunos dicen que se está repoblando con árboles que no son de aquí, pero, ¿los olmos son de aquí? Puesto que hace años se necesitaba mucha madera, esta arboleda la pondrían como un negocio, no para capricho. Si ahora estos árboles se van muriendo y los dueños no quieren que esto quede pelado de árboles, lo lógico es poner los que vayan bien.

Cuando yo conocí la finca había una noria que ya no se usaba, lo que si usábamos era el pozo; ése que es de grande como el de fuera y es el que os dije que alguna vez nos metíamos a limpiarlo. La limpieza consistía en quitar piedras y remover para ver si daba algo más de agua, sólo era eso. Desde ese pozo regábamos una pequeña huerta, sacábamos el agua con una pequeña motobomba hasta una alberca que todavía está y el agua corría por una reguera que había en la ladera y llegaba al huerto.

Aquí tenemos dos cipreses, al parecer había otro. Según cuentan, en la reconquista, cuando los cristianos tomaban un territorio, ponían tres cipreses, pero creo que estos no son tan viejos. Si miráis allí en la ladera veréis unos pinos donde parece ser que el aire los ha ido moldeando a su antojo tienen formas raras y bellas. La casa ahora está arreglada, pero era muy sencilla, como casi todas las casas que hay en el campo. Tenía una cocina con su horno al lado izquierdo y al lado derecho un cuarto; al fondo un corral y un “corrío” para el ganado. En este reducto encontramos un poco de todo, pocos sitios en esta zona tienen un pequeño paisaje tan bonito como éste; es una pena que los olmos hayan muerto.

Hay también algunas leyendas sobre esta zona. Una de las más comentadas era que vivía una culebra de grandes dimensiones y tan grande era y tan vieja que dicen que tenía hasta bigotes. En las tardes de primavera, incluso en verano, cuando todo está verde, tiene un encanto especial, como de cuento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s