RUTA CON MELQUIADES “LAGUNAS DE RUIDERA Y ALREDEDORES”. Los Borbotones

Publicado: 03/05/2017 de korovaCriptana en De ruta con Melquiades
Etiquetas:, , , ,

Los Borbotones

La mayoría corren cuando llueve mucho, pero, poco o mucho, el agua sigue llegando a las Lagunas. Os explico: según los estudios también del IGME, desde donde nace este arroyo, es decir, desde los Viveros, hay como una plataforma con inclinación al oeste compuesta por aglomerado de calizas permeables situado en la parte superior y arcillas que se encuentran debajo y que no son permeables, lo que hace que el agua vaya corriendo por debajo de la tierra, entre las piedras y a veces por galerías como en la Cueva de Montesinos, y llegan hasta las lagunas. Si vertiéramos agua en la parte más alta de la plataforma tardaría en llegar a las lagunas, según dicen los técnicos, tres meses. Las galerías que hay por debajo son provocadas por una reacción química que disuelve la piedra que se llama kárstico.  Lo normal es que cuando llueve mucho el agua aflore a la superficie antes de llegar a las lagunas formando estos arroyos.

La Laguna Blanca solo coge agua cuando corren los arroyos, no le entra del acuífero por eso es la que primero se seca cuando hay sequía, valga la redundancia. Aquí tendríamos que haber visto los Borbotones, pero al no correr el río no se pueden ver. Los Borbotones es un fenómeno muy sencillo, no tiene nada de particular; este río viene entre cañadas y a veces tiene delante unos pequeños cerros, entonces el río pasa por debajo de ellos y sale de nuevo al otro lado. A su paso, por debajo, entre las piedras y pequeñas galerías coge burbujas de aire y cuando sale de nuevo se producen los llamados borbotones, así de sencillo; si lo viera Iker Jiménez, diría que son extraterrestres respirando debajo de la tierra o algo parecido. Pero es como lo he explicado.

Antiguamente se creía que el Guadiana se escondía y corría hasta las Tablas como un río normal, hoy todos sabemos que no es así. Tanto el Acuífero 23 como el 24 están compuestos por una masa de piedras calizas con forma parecida a una cazuela inclinada, más o menos como he explicado antes, en la que la parte alta sería ésta en la que nos encontramos y la parte más baja, por donde se vertería esa cazuela, sería la zona de las Tablas de Daimiel.

La formación de estos sedimentos, según la información del IGME, son del terciario. Ahí yo me pierdo eso del terciario y el cuaternario vuelvo a decir lo que decía mi abuelo, “que dicen que dicen que yo no estaba”.

Hasta aquí más o menos hemos visto cómo llega el agua a las Lagunas.

Esto no me lo he inventado, ni me lo han contado los ingenieros de los bares, ni los tertulianos de la tele. Lo sé porque lo he visto, lo he leído y, de alguna forma, lo he vivido.

[Texto: Melquiades Rodríguez Panadero]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s